Preparar mejillones rellenos

Hay muchas maneras de rellenar los mejillones, pero nosotros nos quedamos con los mejillones rellenos de bechamel, una tapa muy rica para comer antes de una comida o para picar en una cena.

Aunque parezca una receta larga, la verdad es que preparar mejillones rellenos es fácil y no requiere mucho tiempo. Tan sólo hay que cocinar los mejillones, preparar el relleno de bechamel, rellenar las conchas y freírlos. Te lo contamos paso por paso.

Te contamos cómo preparar mejillones rellenos:


como-preparar-mejillones-rellenosIngredientes:

  • Mejillones
  • Cebolla
  • Huevo
  • Leche
  • Harina
  • Pan Rallado
  • Pimienta
  • Sal
  • Nuez moscada

Receta de mejillones rellenos:

Antes de contaros cómo preparar mejillones rellenos, es importante que compréis mejillones frescos, de buena calidad, no por ello serán más caros. No hace falta que sean de un tamaño demasiado grande, ya que no necesitamos demasiado espacio en las conchas para el relleno. Con unos mejillones medianos será suficiente.

Debemos limpiar muy bien los mejillones tanto por fuera como por dentro. Rascamos la concha con un estropajo o un cuchillo, quitamos las barbas y enjuagamos con agua fría la arenilla que hay dentro del mejillón.

Ponemos agua en una olla a medio fuego y vertemos los mejillones hasta que se abran. Cuando se hayan abierto colamos los mejillones y guardamos el líquido en un recipiente porque lo usaremos para hacer el relleno de los mejillones.

Sacamos los mejillones de la cáscara y guardamos algunas para rellenarlas.

receta-de-mejillones-rellenos

Para hacer el relleno de los mejillones:

Picamos todos los mejillones y media cebolla en trozos muy pequeños. En una sartén con aceite pochamos la cebolla y cuando esté transparente añadimos los mejillones, sin parar de remover.

Después añadimos un par de cucharadas de harina y, tras uno o dos minutos, vertemos un poco del caldo de los mejillones que habíamos guardado.

Por último, debemos preparar la bechamel. Sin parar de mover el relleno añadimos la leche, necesitamos un poquito de sal, pimienta y nuez moscada. Lo dejamos hasta que la bechamel esté espesa.

Cuando la bechamel tenga una buena textura apartamos la sartén del fuego y esperamos a que la masa se enfríe.

¡Ya podemos rellenar las conchas de los mejillones con nuestros rellenos de bechamel!

Cuando hayamos rellenado todas las conchas las rociamos de huevo y pan rallado y las freímos en una sartén con aceite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies